staff                          números editados                              Nexos

Extramuros
Movimientos sociales y pensamiento crítico

Publicación de Nexos. Programa de articulación entre Universidad y Movimientos Sociales      

Año I, NºII                                                                                                       Julio-Septiembre de 2005 

volver a portada
 

El gobierno frente a la protesta social

por Ariel Kocik*


* Alumno de Comunicación social. Universidad Nacional de Quilmes.


Los estados dejan de ser empresarios y se dedican a ser policías.
Eduardo Galeano
 
 
Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores de L.A.F.S.A. * y repudiamos enérgicamente la brutal represión que sufrieron.
Exigimos también la libertad inmediata de los trabajadores detenidos y que se realicen las investigaciones necesarias para conocer y sancionar a los responsables que ordenaron la represión.
Buenos Aires, 19 de abril de 2005(1)

 

En un momento histórico en que el sistema productivo ha devenido en gran medida en sistema financiero, la mano de obra humana ya no constituye la única fuente de valorización del capital, sino que la riqueza se genera, en forma prevaleciente, en los mercados bursátiles a través de operaciones especulativas.

A esto se suma el desarrollo de nuevas tecnologías que reemplazan a los obreros en la producción, lo que provoca un aumento del desempleo considerable, traducido en nuevos fenómenos sociales de exclusión(2), no contemplados por las estructuras legales de las llamadas democracias representativas de nuestros países.

Una situación muy precaria por la cuál los propios trabajadores pueden considerarse de hecho desocupados, por haber perdido las herramientas básicas para exigir condiciones de dignidad mínimas.
 
“debemos también descubrir que un asalariado es un desocupado virtual, que la precarización generalizada – en especial entre los jóvenes - , la <inseguridad social organizada> de todos aquellos que viven bajo al amenaza de un plan social hacen de cada asalariado un desocupado en potencia” (Pierre Bourdieu).(3)
 
El Estado de Bienestar ideado a mediados del siglo XX, que mediante políticas sociales incorporaba al consumo a sectores desfavorecidos, en la actualidad está tomando la forma de Estado Penal: un estado que lejos de buscar la inclusión, castiga con la violencia a la inevitable fuerza de trabajo “sobrante”, es decir a los trabajadores desocupados.(4)

Estos nuevos actores sociales constituyen vida que no se valoriza, que no vale propiamente, porque han perdido la que fuera su única característica funcional al sistema y a la vez su única fuente de inserción en el mundo del Derecho: la posibilidad de vender su fuerza de trabajo en el mercado laboral, a cambio de un salario. Esa pérdida los ha dejado por completo fuera del circuito del consumo, y carentes de los derechos más básicos universalmente consagrados. Asisten, entonces, a un proceso que algunos llaman de desciudadanía: la pérdida de su condición de ciudadanos.(5) 

Pero frente a este estado de cosas, los excluidos tienen la posibilidad de afrontar su prescindencia como actor económico, constituyéndose como actor político que cuestiona las reglas del juego, es decir, agrupándose para hacer valer su derecho a la vida, negado por un consenso instalado que tiende a criminalizarlos. Es lo que ha sucedido en la Argentina con la organización de los trabajadores desocupados en movimientos de lucha, cuya modalidad básica son  los cortes de calles.

Cuando se descalifica esa metodología, con el argumento que se viola la ley, cabría tener en cuenta los riesgos de invocar la legalidad como un fin en sí mismo, haciendo abstracción del conflicto social existente, en este caso, sin reparar en un contexto de nuevos fenómenos económicos globales, que originaron una desigualdad nunca antes experimentada.

La experiencia dice que conviene ser prudentes antes de pensar la legalidad como natural e inmodificable, sin considerar la real complejidad del acontecer social: recordemos que no pocos atropellos se han cometido en la historia por encontrar coartadas en alguna estructura legal, lo que nos plantea la necesidad de pensar lo jurídico en un sentido más crítico.(6)

También vale señalar que quienes apoyan los pedidos de aumentos en los subsidios otorgados para aliviar la pobreza extrema, estudian la repercusión que los mismos tendrían sobre el salario mínimo corriente en la Argentina, que guarda escasa correspondencia con la legislación, y que es fuente de conflictos y tensión en la sociedad.

Ya fue dicho que paralelamente al crecimiento del desempleo, los trabajadores están padeciendo la pérdida de conquistas vitales, obtenidas a lo largo de un siglo de lucha gremial, y que claramente no son ajenos al problema de la desocupación, pues las políticas de flexibilización del empleo los hacen vulnerables a la imposición de salarios bajos y al despido. Son parte de un mismo drama que los piqueteros, a quienes podemos considerar como obreros sin fábrica.
 
“La muerte, no es la muerte directa sino la creación de las condiciones para la muerte. En el neoliberalismo, al estado le toca administrar esas condiciones. (…). Todos los días, cuando el Estado subsiste a la multitud, está postergando la muerte. Cuando un barrio o una organización recibe planes trabajar, el Estado no está decidiendo quién vive y quién muere, sino cuándo muere quién.” Esteban Rodríguez(7)
 
Luego del derrumbe económico del 2001, la economía de la Argentina ha crecido, en medio de una coyuntura internacional favorable, pero la distribución del ingreso continúa igual de regresiva o más injusta aún.

El gobierno habla de la necesidad de un gran respaldo a su gestión, para llevar a cabo ciertas “transformaciones necesarias” no aclaradas, e incluye en su proyecto a un conjunto de fuerzas difícil de presentar como parte de una “nueva política” como se intenta: intendentes del duhaldismo, ex funcionarios menemistas, y viejos dirigentes de diversos orígenes que se reciclan como progresistas. El propio Presidente y su esposa Cristina Fernández, fueron figuras protagónicas de la ahora repudiada experiencia - llamada neoliberal - de los años 90’, caracterizada por el auge del mercado, un período que aparentemente les deparó grandes éxitos económicos.

No obstante ese reciente antecedente, Kirchner hoy sugiere que sus ideales setentistas – fue militante de la JP – se mantienen “inconmovibles”, y como para apoyar esos dichos se acerca a nuevos exponentes de la izquierda regional, como Chávez, y se destaca la presencia de ex montoneros en su círculo, además de pronunciar discursos nacionalistas que buscan exaltar las “virtudes” del primer Perón(8), con un cuidadoso uso de la demagogia. Detalles que a varios observadores sugieren una eventual voluntad de aproximarse – vía Gramsci – hacia un tipo de proyecto más o menos afín al que adhiriera su generación treinta años atrás(9), pero que no logran ocultar la vigencia de las prácticas más perversas de la tradición del peronismo, especialmente en cuanto a una vocación irrefrenable por ejercer poder, y métodos más que discutibles de construirlo, donde se destaca la utilización de los pobres a través del clientelismo y los pactos con sectores imposibles de presentar como de una cultura democrática.(10)

No es la primera vez que un gobierno con aceptación popular actúa con la soberbia de no admitir disensos, y de atribuirse la exclusividad de la capacidad para gobernar, pretensiones hegemónicas, con antecedentes dramáticos en la violenta historia política del país. Todo el arco de la oposición tiende a ser descalificado: se habla de agentes de la derecha, servidores de la antipatria, etc. Un fenómeno que es inherente al justicialismo desde su fundación, la identificación – confusa - de “compañeros” y enemigos.(11)

Estos discursos justifican la represión de actores sociales que exigen el respeto de derechos (especialmente laborales), con el argumento de que constituyen un obstáculo para la estrategia de la fuerza política gobernante, asumida como la única capaz de producir cambios significativos en el país - máxime en lo referido a las demandas de justicia social - y por lo tanto necesitada del mayor de los apoyos y de poder político para enfrentar los intereses contrapuestos.

El fin, desde esa concepción, estaría justificando los medios, o más claramente: los objetivos de una cúpula dirigente, persuadida de representar genuinamente los intereses de la mayoría, quedan por encima de cualquier problema moral que planteen los caminos para alcanzarlos.

Es lo que, según todo indica, sucedió recientemente con la represión a los trabajadores de la empresa LAFSA, del aeroparque Jorge Newbery.

Los mismos sostenían una protesta ante el inminente traspaso de manos de la firma, con el objeto de exigir la preservación de la fuente de empleo y de condiciones aceptables de trabajo (que incluyen el mantenimiento de su organización), pacíficamente, impidiendo aparentemente la normal actividad del aeroparque, ante la negativa del gobierno al diálogo.
El Interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Saín (quien además es profesor y consejero superior en la Universidad Nacional de Quilmes), ordenó el desalojo forzoso(12), que según testigos se llevó a cabo sin miramientos, y que mereció el enérgico repudio de distintas organizaciones sociales, de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora – que se refirieron a una “brutal represión” - y del diputado Luis Zamora en el Congreso de la Nación.

Testimonios de trabajadores presentes dan cuenta de un ensañamiento por parte de la fuerza, con el uso de una violencia inaudita.(13) (Ver TESTIMONIOS).
 
“La violencia del Estado como forma de resolver la conflictividad social, tendría que darse como última opción, como consecuencia de que las otras formas no han servido para solucionar el conflicto social”. (…) “En la vida real, sucede que la aplicación del aparato represivo como forma de resolución del conflicto, muchas veces es aplicado como primera opción y en algunos casos hasta como única opción”. (Eduardo Rezses).(14)

Muñoz Conde sostiene que el Derecho Penal no puede ser concebido como “único o principal instrumento para la consecución de fines políticos, económicos o sociales, sino como último recurso inspirado por el principio de intervención mímima.”(15)

El docente universitario Marcelo Ramal acusó a Saín, a través de un artículo publicado en la página web del Polo Obrero, de desviar su supuesto objetivo de combate al narcotráfico, reorientándolo hacia el “disciplinamiento” de trabajadores que reclaman legítimamente por sus derechos, al golpear la organización obrera de LAFSA con una inesperada represión.(16)
Y destacó que los apaleados, no bien conocieron la amenaza del uso de la fuerza, se mostraron dispuestos a abandonar la protesta, para evitar un choque que de todos modos se produjo.(17)

El propio Interventor asumió la total responsabilidad por la represión, que sería la primera realizada por el actual gobierno (dentro del cuál Saín tendría ambiciones políticas mayores), por otro lado continuador y heredero de la administración duhaldista, durante la cuál cayeran asesinados los militantes populares Darío Santillán y Maximiliano Kosteki.

La pregunta inevitable es, ¿se justifica la represión desde la imagen popular que construye Kirchner y su gabinete? Este gobierno asumió merced a un pacto con sectores que hoy llama mafiosos, pero de los que se permite cooptar dirigentes para sus listas, y además mantiene la mitad de la población del país en la pobreza, y niega el diálogo a los sectores que no se ponen bajo su ala.

Días atrás, el Presidente calificó de “toma” la huelga de los trabajadores del Hospital Garrahan, repudió las concentraciones piqueteras en Capital Federal, e incluso dispuso operativos en las calles que impidieron a las columnas arribar a Plaza de Mayo o atravesar el puente Pueyrredón. El ministro del Interior descartó que los manifestantes vinculados a “partidos de izquierda” merezcan la escucha del gobierno, e incluso les advirtió que no podrán ejercer su derecho de peticionar a las autoridades sin previa autorización(18), en forma sugerente, cuando se avecinan las elecciones y está en disputa el voto de la clase media.

La posibilidad de establecer un diálogo con sectores de la oposición política parece cada vez más lejana, y el tono agresivo hacia distintas expresiones de disenso va en aumento. Al mismo tiempo constan actitudes de intolerancia con la prensa. Esto tampoco disimula las fisuras internas del oficialismo, como las que originaron las denuncias realizadas por el diputado Luis D’elía respecto del alto porcentaje de “compañeros” mafiosos en el Frente Para la Victoria, que, desde ya, nada tienen que ver con la tan mentada renovación de la política, ni aportan mucha claridad a la voluntad transformadora que pretende esgrimir el gobierno.

Recientemente, Kirchner pronunció una inquietante frase, referida a la interna del PJ, pero que parece más extensiva: “o se está de un lado o se está del otro”.(19)
 
 
Notas
 
1. Tomado de: http://www.madresfundadoras.org.ar/comunicados.shtml?x=36768
2. “El proletario actual, más parecido al proletario romano que al industrial de la modernidad, en su mayoría lo constituye una masa de desocupados indeseables demasiado numerosa y cara para funcionar como ejército de reserva. Sencillamente están de más, sobran, tanto ellos como su prole.”
Luis Mattini, citado por Esteban Rodríguez, en La criminalización de la protesta social, Ediciones Grupo La Grieta - Hijos La Plata, pag.100.
3. Esteban Rodríguez, Op. cit., pag. 100.
4.“El debilitamiento del Estado Moderno (…), produce que este ya no cuenta con la capacidad de resolver los conflictos a través de los medios económicos que antes poseía. Así las cosas, este Estado recurre al único medio que actualmente posee: la utilización de la fuerza.”
Eduardo Rezses, en La criminalización de la protesta social, Op. Cit. pag. 178.
5. Esteban Rodríguez, en artículo “La protesta social en el neoliberalismo”.
¿Podemos, entonces, juzgarlos con la misma ley que da por sentado que todos los habitantes gozan de iguales derechos? ¿Es válido “reprimir con la Constitución en la mano”, como dicen algunos?
6. “La purificación del derecho es la fetichización de las formas jurídicas, es decir, creer que las formas jurídicas tienen vida propia, independientemente de las relaciones sociales que son también las relaciones de poder donde se desenvuelven y constituyen; suponer que se puede pensar lo jurídico más allá de cualquier contexto. La purificación entonces, significa separar lo jurídico de la historia.”
Esteban Rodríguez, en “La criminalización de la protesta social”, Op cit., pag. 22.
7. Esteban Rodríguez, en “La criminalización de la protesta social”, Op cit., pag.102 – 103.
8. Considerado por el peronismo de izquierda como “el Perón más inspirado”.
9. “Kirchner ha recuperado la voluntad política como herramienta de transformación social frente al imperialismo de los 90’”, dice al respecto Juan Abal Medina.
10. Un simple ejemplo, muy actual, a modo ilustrativo:
“El candidato a primer concejal por el Partido Justicialista, Alberto de Fazio, responsabilizó tanto al Intendente Villordo como al Ministro del Interior, Aníbal Fernández de, de los hechos que en la noche del sábado terminaron con un militante camañista internado por una golpiza feroz. El joven, que pegaba carteles, fue atacado por una patota (…).”
De Fazio se refirió a “patadas y golpes que determinaron que el joven debiera ser conducido de urgencia al Hospital Isidoro Iriarte”.
Y agregó: “Con el nivel de agresión de ésta gente no está lejana la posibilidad de que se produzca una muerte” (…)
“Queremos advertir a todos que hay bandas armadas. Los militantes fueron intimidados con armas blancas”.
Destacó que “ésta gente se desplaza en un colectivo sin patente ni identificación salvo la palabra “Villordo” y en cuyo interior hay gente armada”.
Sobre las metodologías del intendente kirchnerista de Quilmes, expresó: “El Intendente está teniendo que ir a comprar votos en los sectores humildes. En Los Eucaliptus están repartiendo hasta cocinas y heladeras. En Itatí, Rizzi (candidato a Consejal) le dice a los vecinos que si no lo votan le van a sacar los planes”.
Tomado de: http://www.quilmesadiario.com.ar/ver_noticia.asp?noticias_id=16092
Quilmes a Diario, miércoles 21 de septiembre.
11. Ver “La farsa del peronismo”, Sudamericana – Planeta, Buenos Aires, 1987 (cap. “Cómo me torturaron”, pag. 154) y “Yo hice el 17 de octubre”, Editorial GS, Buenos Aires, 1973, de Cipriano Reyes, donde se describen persecuciones, atentados y torturas practicadas contra rivales políticos de Perón, durante su primer gobierno, como así la corrupción imperante.
12. “Fui yo quien dio la orden de proceder de la manera en que se lo hizo", sostuvo ayer el interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Saín , Clarín, 20 de abril
http://www.clarin.com/diario/2005/04/20/elpais/p-01001.htm
13. "Lo que hizo la Policía Federal fue atroz. Nunca en 25 años que trabajo en la actividad vi una cosa como la que se vivió. Gases lacrimógenos, balas de goma...", dijo Basteiro sobre la represión. Clarín, 20 de abril
http://www.clarin.com/diario/2005/04/20/elpais/p-01001.htm
14. Eduardo Rezses, en La criminalización de la protesta social, Op. Cit., pag. 180 y 181.
15. Eduardo Rezses, Op. Cit., pag 184.
16. “el titular de la PSA, Marcelo Saín, ordenó a los efectivos a su cargo desalojar a los manifestantes y permitir el normal funcionamiento de la aeroestación. Y el desalojo terminó con violencia. Hubo golpes, gases lacrimógenos y balas de goma.”
Clarín, 20 de abril, en nota titulada “Golpes, gases y heridos en una protesta sindical en aeroparque”.
http://www.clarin.com/diario/2005/04/20/elpais/p-01001.htm
17. Tomado de: http://www.po.org.ar/po/2005/po896/po896110.htm
18. Es decir, manifestarse en Plaza de Mayo.
Como dice Esteban Rodríguez, el derecho a la protesta es el primero, porque es el que permite recuperar todos los demás derechos que han sido perdidos. Asistimos a un momento que muchos argentinos perdieron en los hechos su condición de ciudadanía, y luchan por recuperarla.
19. Tomado de: Diariohoy .net, 31-08-2005
 

 
 
Anexo 1
TESTIMONIOS SOBRE LAFSA 
 
 
“Lo que hizo la policía fue lamentable. En el aeroparque hemos tenido que enfrentar en los últimos años muchos conflictos y las cosas nunca habían pasado de algún empujón o un tironeo con la policía. Pero esta vez tiraron con balas de goma y gases lacrimógenos contra trabajadores que estaban defendiendo sus derechos”, dijo a Página/12 el diputado Ariel Basteiro, de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA).
“Tiraron gases y tenemos heridos con balas de goma, con marcas visibles. Uno de nuestros compañeros recibió un impacto en la frente, puede mostrarlo. Y guardamos las vainas servidas”, dijo Hernán Cardigone, delegado de LAFSA.
 
Tomado de Página 12, http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-49996-2005-04-20.html
Miércoles, 20 de Abril de 2005

 
 
Represión en Aeroparque, Mitre - Magdalena Tempranísimo
 
Federico Franque (delegado de LAFSA):
“Fuimos salvajemente reprimidos. Nos tiraron los perros. Nos pegaron por la espalda porque nos estábamos retirando. Tiraron balas de gomas. La misma policía no dejaba pasar a las ambulancias. Lan Chile nos quiere hacer un contrato de trabajo en donde no nos garantizan el trabajo. Nosotros somos 400 y van hacer entrar a los trabajadores paulatinamente. El gobierno entregó la empresa. Los sueldos lo sigue pagando el Estado. Fue muy violenta la represión. Si aceptamos la firma, más de un trabajador se puede considerar despedido. Si LAFSA se hubiera privatizado como se tendría que haber hecho, esto no pasaría. El gobierno tiene un doble discurso. La empresa no tiene aviones porque esa plata iba para los Maggio. Jaime nos dijo que eran todos puntos lógicos, y bueno, que los firme. Nosotros no estamos de acuerdo con el dueño de Aerolíneas. Nosotros aceptamos el traspaso a Lan Chile, lo que no aceptamos es el contrato de trabajo”.
 
Represión en Aeroparque, FM ASPEN - Cambio de aire
 
Laura Capriota - Móvil:
“-Hubo un operativo en Aeroparque. Hubo heridos con palos y balas de goma. No hay imágenes del incidente. Fernanda grabó todo con su cámara personal. “Estábamos tomando los mostradores en forma pacífica. Nos pidieron que nos retiráramos. Habíamos decidido retirarnos pacíficamente. Me vieron filmando, me corrieron y me pegaron. Yo me agarré una crisis de nervios. Fue una situación muy tensa. La cámara supongo que la tiene la Guardia de Infantería.” –Gastón: “-Nosotros estamos reclamando mantener nuestras condiciones laborales en Lan. El Gobierno firmó un acuerdo escandaloso con Lan. La Guardia de Infantería reprimió con gas. Algo nunca visto. Este Gobierno se está transformando en un régimen fascista. Nosotros queremos trabajar y nos responden con palos. Queremos entrar en bloque y Lan lo quiere hacer en forma escalonada. Lan nos quiere transferir a cualquier punto del país. Si nos negamos nos despiden. Es una falta de respeto. Incluso fueron agredidos pasajeros.” –Se acercaron piqueteros y trabajadores del Garrahan. Los empleados de L.A.F.S.A están indignados. Les pegaron a mujeres embarazadas.” 
 
 
15 heridos y dos detenidos en Aeroparque, Continental - Desayuno Continental
 
Carlos Marrero - móvil
-“La sensación en este momento es de caos, hay un gran cordón de policía federal, la policía aeronáutica, los pasajeros están aislados de los trabajadores.”
Declaraciones de Andrea, empleada de L.A.F.S.A: “Nos pegaron a todos por igual, no pensaron en mujeres, en pasajeros, nosotros no hicimos lío, estamos reclamando lo nuestro, nos pegaron en el piso y no nos dejaban pararnos.”
Declaraciones de Gastón Laigle, delegado gremial de APA: “Venimos reclamando garantías para nuestro futuro laboral y la respuesta de este gobierno es palos y represión, hay un negociado terrible en el ingreso de Lan Chile, nos reventaron a palazos. Nuestro gremio nos entregó, nos mataron a palazos, balas de gomas, gases.”
“Nosotros bloqueamos los mostradores del checking, y no tenemos respuesta, la Secretaría de Transporte firmó un acuerdo con Lan Chile muy dudoso, a una compañera la reventaron a palazos y le rompieron la cámara que estaba filmando, la golpearon.”
“Este gobierno que se ha dicho democrático y es fascista, en el conflicto del Garrahan llenaron el hospital de policías.”
“Las dirigencias sindicales se vendieron, tres ó cuatros dirigentes son fácil de comprar, Lan Chile tiene todas las de ganar hay una contrato que le da todo a Lan Chile.”
“850 son los empleados de L.A.F.S.A, hay sindicatos que no permiten que los trabajadores protesten.”
 
Tomado de:     http://www.pts.org.ar/notas.asp?id=3964
 
 
 
Anexo 2
Proyecto de Ley del diputado Luis Zamora (20-04-05)
 
LA CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN DECLARA:
1.- Su profundo repudio a la represión policial ordenada por el gobierno del presidente Kirchner contra los trabajadores de LAFSA (Líneas Aéreas Federales), su exigencia por la libertad de los detenidos y de una investigación independiente que determine las responsabilidades gubernamentales e impida que estos hechos queden impunes.
2.- Su exigencia al Poder Ejecutivo Nacional de que responda en forma inmediata y positiva a los reclamos laborales de los trabajadores de LAFSA.
Luis Zamora

AUTODETERMINACIÓN Y LIBERTAD
Expediente Nº 2058 –D- 05
Presentado el día 20 de abril de 2004

FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
En horas tempranas de la mañana de ayer, por orden del funcionario Marcelo Saín y del presidente Kirchner, se produjo una brutal represión a los trabajadores de LAFSA, que vienen reclamando por estabilidad laboral.
Alrededor de las 6 de la mañana, los trabajadores se disponían a realizar una nueva protesta cuando se encontraron con una brutal represión llevada a cabo por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Policía Federal, que terminó con varios de ellos heridos (algunos hospitalizados) y detenidos.
Recordemos que LAFSA (Líneas Aéreas Federales) fue una empresa creada por el presidente Kirchner, que terminó subsidiando un gigantesco negociado.
El argumento para su creación utilizado por Kirchner fue proteger las fuentes de trabajo de lo más de 800 empleados de la ex LAPA-DINAR. La maniobra del presidente queda hoy al desnudo.
Después de usar a los trabajadores para subsidiar un negociado hoy se niega la estabilidad de esos mismos trabajadores, dejándolos librados a la arbitrariedad de la multinacional LAN. El régimen esclavista de LAN-Chile es bien conocido por todos los trabajadores del sector. Por lo tanto, las garantías que reclaman los trabajadores de LAFSA son legítimas y por demás justificadas.
La respuesta del gobierno – el mismo encabezado por el presidente Kirchner que con todo descaro y demagogia había asegurado que iba a utilizar el artículo 14 bis de la Constitución Nacional en vez del Código Penal- fue: una feroz represión policial.
Esta hipocresía; esta represión y el intento de que quede impune no debe permitirse.
Respaldamos los legítimos derechos y reclamos de los trabajadores de LAFSA y respaldamos que se le dé inmediata respuesta.
Es esto lo que propiciamos con toda nuestra indignación en este proyecto.

Luis Zamora
AUTODETERMINACIÓN Y LIBERTAD
Expediente Nº 2058 –D- 05
 
 
Tomado de:
http://www.ayl.org.ar/masinfo.php?id=453
 
Página Web de Autodeterminación y Libertad

 volver a portada



Sec. Ex. Univ. - UNQ