staff                          números editados                              Nexos

Extramuros
Movimientos sociales y pensamiento crítico

Publicación de Nexos. Programa de articulación entre Universidad y Movimientos Sociales      

Año II, NºIV                                                                                          Enero-Abril de 2006 

 

volver a portada


Ni dios, Ni patrón, Ni marido
Una mirada distinta del lugar que ocupa la mujer en la sociedad,
una revisión sobre el periódico “La Voz de la mujer”.

por Ayelén Sardú*


 

Recorrido histórico: inmigra la anarquía

  El feminismo anarquista emerge en la Argentina alrededor de 1890 bajo un contexto complejo por el cual atravesaba la sociedad: inmigración europea en gran cantidad, formación de un movimiento laboral activo y radical y un crecimiento económico destacable. Desde 1857 a 1895, la Argentina había recibido 2.117.570 extranjeros, de ellos 1.484.164 se establecieron, en 1895 representaban el 20% de los aproximadamente 4.000.000 de habitantes y el 52% de la población de Buenos Aires. Los inmigrantes europeos importan el anarquismo como ideología política al país y en 1860-70 emergen por primera vez grupos y publicaciones de dicha política. Las condiciones de trabajo eran desastrosas, la vivienda escasa y de mala calidad (Vivian en conventillos), los salarios no eran bajos relativo a Latinoamérica pero se deterioraban por las seguidas devaluaciones, eran estafados por los contratos, la jornada era de diez horas, seis días a la semana y condiciones de trabajo muy duras. Lo que se haría evidente en la seguidilla de huelgas de finales de la década de 1880 hasta su auge en la huelga general de 1902. Las oscilaciones del anarquismo, las formas de organización y la lucha seguían el modelo propuesto en Europa y hacia 1890 el anarquismo se encontraba bajo la influencia del comunismo anarquista propagado por Meter Kroppotkin y Elyseé Reclus, Emma Goldman y Alexander Benkmann y a ésta tendencia pertenecía la voz de la mujer.
  El comunismo anarquista era una fusión de ambas tendencias políticas, proponen la eliminación de la sociedad en auge y la creación de un orden social nuevo, justo e igualitario, de cada uno según sus fuerzas; a cada uno según su necesidad. El socialismo y el anarquismo miraban hacia la clase trabajadora y mantiene cierta simpatía por la emancipación de la mujer.
Las leyes vigentes del Código Civil, Comercial, Patria potestad y La ley de matrimonio civil, que intentaban realizar y de hecho lo hacían, un género femenino, el cual va a ser rechazado por las mujeres del periódico “la voz de la mujer”.
  Los códigos civil y comercial Argentinos y las leyes de matrimonio civil dieron y pregonaron jerarquía de géneros, así legitiman el rol de varón y la mujer en la sociedad, al legitimar, jerarquizan, encaminan a la opresión de géneros, forman alianzas, buscan poder y sobre todo dominación.
Hacia 1862 el código comercial permitía a mujeres y varones mayores de 18 años realizar actividades comerciales, pero con autorización paterna, y en el caso de una mujer casada, con autorización del esposo. En 1871 esta vigente el código civil por el cual la mujer permanecía bajo la autoridad de su padre hasta los veintidós años o hasta que se casase y la autorización la otorgaba el esposo.
  Las mujeres casadas no poseían nunca la patria potestad de sus hijos a menos que fuesen viudas y si se volvían a casar, volvían a perder la autoridad sobre los hijos. El esposo determinaba la ocupación y el lugar de residencia de la mujer y de los hijos.
  Hasta 1888 el Estado no había intervenido explícitamente en la estructura familiar, para entonces se dicta la ley de matrimonio. Así queda asegurada la alianza Estado-jefes de familia para disponer del destino de la mujer y de sus hijos: “el marido debe proteger a la mujer y ésta obedecer al marido” (ley de matrimonio civil, 1888)
  Por la falta de oportunidades laborales, hacia 1880, muchas mujeres fueron forzadas a ejercer la prostitución para ayudar en los ingresos de la familia. En 1875 la municipalidad de Bs. As. Ya había legalizado la ocupación para mujeres mayores de dieciocho años, con o sin permiso paterno. Así la familia es el Estado y en ella el padre es la autoridad, y la jerarquía se establece entre padre y madre, hijos e hijas, los niños mayores y los menores. La mujer y los hijos tienen la misma posición dentro de la familia, y la concepción que adquieren es la de dependencia respecto al esposo.
  La promiscuidad y el adulterio son descensos en la escala moral del anarquismo, respecto al adulterio se le otorga un papel “activo” a la mujer y uno “pasivo” al varón, proponen así el amor libre. Desaparecería la familia nuclear dando lugar a la familia extensa. Así el anarquismo propone la abolición del matrimonio oficial, de las leyes reguladoras y de la esclavitud económica que lo impone. De esta manera propagan información higienista a favor de cuidar la natalidad, de exigir salud a los progenitores, establecer normas, brindar datos de métodos anticonceptivos, con gran tendencia eugenesica. Van a tratar la emancipación de la mujer económica, política y religiosa. La critica no se vinculaba solo a la esfera publica sino que ingresa al ámbito domestico, privado. Las feministas anarquistas priorizaban el fin de la opresión de género y luego la Revolución Social. Las anarquistas feministas critican la moral sexual hegemónica, la familia patriarcal, la consagración religiosa y civil del matrimonio, la prostitución legalizada y no legalizada y la subalteración de las mujeres mediante la educación, la desigualdad de sexos, la dependencia económica y proponen la familia bajo el concepto de amor libre, basando la familia en el cariño lo que le daría un carácter duradero.
  Cuando decimos victimas de opresión social y de género nos referimos a, en el segundo caso, a la explotación y dominación del varón sobre la mujer y en el caso de la opresión social, la demanda de mano obrera femenina estaba en constante y rápido aumento, así habitan fábricas, talleres y realizan trabajos a domicilio en donde sufren una cruel explotación, y sobre todo porque era lugar de trabajo masculino. “La voz de la mujer” aparece en 1896 bajo dicho contexto histórico-social-económico y de manera clandestina, llegando a ser una de las primeas expresiones del anarquismo Argentino en sus mejores momentos.


“La voz de la mujer”: antiestatal, anticlerical, anticapitalista, antipatriótico

  El articulo primero del primer periódico comienza con el titulo de: “compañeros y compañeras ¡salud!”, de esta forma da comienzo a un petitorio y a un aviso de lucha por la opresión de género y del hombre sobre el hombre. Lo primero que reniegan es su condición de mujer = objeto de placer sexual. Repudian el clero, gobierno, autoridad, capitalismo, códigos y leyes.
  La mujer que van a construir es atea. En un articulo publican: “hasta ayer hemos suplicado a un Dios, a una virgen u otro santo no menos imaginario el uno que el otro, y cuando llenas de confianza hemos acudido a pedir un mendrugo para nuestros hijos, ¿sabéis lo que hemos hallado? La mirada lasciva y lujuriosa del que anhelando cambiar de continuo el objeto de sus impuros placeres, nos ofrecía con insinuante y artera voz un cambio, un negocio, un billete de banco con que tapar la desnudez de nuestro cuerpo, sin más obligación que la de prestarles el mismo.” El primer articulo del primer periódico que realiza la redacción, de la cual no se sabe procedencia, en un párrafo hace una magnifica metáfora acerca de porque no creer en Dios. La metáfora hace referencia a que por mirar al cielo rogándole a un Dios se olvidaron de mirar la realidad y al bajar la cabeza vieron un gran diluvio, un desastre, la miseria pura y un hijo que decía “mamá, pan por Dios”.Y desde ahí comprendieron porque se cae, porque se mata y porque se roba. Llaman a los curas “bandido de la sotana” o “mercaderes de carne humana” ya que éstos son los culpables de la deshonra de las niñas, los caracterizan de cínicos y que luego hablan de perdón, de Dios como una farsa que han inventado para cometer todas sus imprudencias. En el periódico numero cinco, en el articulo denominado:¡madres educad bien a vuestros hijos! Manifiestan que la religión atrofia la mente de los hombres y mujeres de todo el mundo que impide que desarrollen la idea del progreso y que sobre todo porque es contraria a la leyes naturales, que es una manifestación implícita de la ignorancia y de la depravación. En primer medida un Dios, cualquiera sea su índole, va a ser visto como un patrón, como un explotador, como a alguien al cual hay que servirle culto, a quien obedecer, un Dios es un panóptico, que nos vigila siempre, nos domina.
  En segunda instancia que va a rechazar una autoridad en el ámbito laboral, lo que se entrelaza profundamente con un anticapitalismo. Rechazan la forma de trabajo desde cualquier perfil visto dentro del sistema capitalista, y de la explotación por parte del patrón. Es importante destacar que la voz de la mujer va a llevar esta causa como secundaria para lograr la Revolución social, ya que el principio fundamental es la emancipación de la mujer, para sí luego, recurrir a la supresión de opresión de clases.
  El obrero y obrera son vistos como los marginados y explotados de la sociedad. Recae sobre ellos el peso de lo despreciado y las mujeres de la voz de la mujer van a intentar despertar la luz de la libertad en ellos y ellas.
  En el articulo uno del primer periódico manifiestan: “salimos a la lucha…sin Dios y sin jefe”. De esta forma rechazan toda autoridad, porque ella no deja a las personas libres de progreso y creatividad, afirman. Van a proclamar el derecho a la vida como manifestación de la libertad y la igualdad en todos sus puntos. Manifiestan al proletariado como el esclavo del sistema económico hegemónico y quien se tiene que rebelar al burgués quien lo oprime y hasta, como escriben, “les chupa la sangre”. Lo primero que intentan demostrar es que los niños también son victimas de esta explotación ya que al no alcanzar el miserable sueldo de sus padres deben salir a mendigar y manifiestan el rol del niño como politico.
  No solo el patrón es la burguesía también encierran al juez, al policía y al ya mencionado cura o personal de la iglesia. Ellos van a ejercer su autoridad sobre los obreros, explotándolos y a las obreras no solo las van a explotar sino que también, las van a convertir en prostitutas para saciar sus deseos sexuales.
  Además de referenciar al patrón como ladrón, también lo catalogan de vive sin trabajar y lo único que hace es explotar a los trabajadores. Una de las criticas que realizan es la no libertad de los proletariados ya que al no tener comida deben emplearse en las fábricas y así se sujetan a la disposición temporal y salarial a la voluntad del que les paga, por lo tanto al que los gobierna. A partir de ello van a aconsejar a las victimas de de este sistema para su liberación, la respuesta que dan es la Anarquía y para llegar a este ideal, proponen la Revolución Social. En principio se dominan “las rebeldes que luchan unidas contra un común enemigo, la burguesía”. La solución que dan a tal opresión es la romperle las maquinarias a los patrones, el de la venganza, el de que padezcan la guillotina
  La mujer que construye la voz de la mujer es la que ante un hecho que consideran injusto le harían al culpable esto: “lo que habéis de hacer es quitar a ese soplón lo que de hombre pueda tener y la barbas y los ojos y todo lo que os parezca quitable”.
  También rechazan el estado y todo sistema de gobierno que de ella provenga, inclusive la democracia. Referencial a la democracia establecen que no existe mientras haya diferencias de clases y para llegar a esto todos los seres humanos deben ser iguales ante la ley. Hay que recordar que los anarquistas rechazan todo tipo de leyes, y de gobierno, así mismo las feministas anarquistas rechazaban la idea del voto femenino porque rechazan la idea de voto y de estado, por la concepción de que todo estado ejerce poder y es destinatario de poder centralizado. Hablan de libertad en tendida como que cada uno es dueño de sus acciones, sin más restrictivo que su saber, lo que van a tratar que el proletariado absorba.
  En tercera instancia proponen el amor libre como forma de unión entre varón y mujer, desplazando el matrimonio. El matrimonio legitima el sistema patriarcal que mantiene a las mujeres apartadas del poder “desde esta perspectiva, el patriarcado no es otra cosa que un sistema de pactos interclasistas entre los varones.”
  “y bien: hastiadas ya de tanto y tanto llanto y miseria, hastiadas del eterno y desconsolador cuado que nos ofrecen nuestros hijos, los tiernos pedazos de nuestro corazón, hastiadas de pedir y suplicar, de ser el juguete, el objeto de los placeres de nuestros infames explotadores o de viles esposos, hemos decidido levantar nuestra voz en el concierto social y exigir, exigir decimos, nuestra parte de placeres en el banquete de la vida.” Siempre van a rechazar a ser el objeto sexual y el placer del varón, sin dejar otra alternativa posible. Manifiestan la infelicidad de la mujer más allá de toda clase social, es el único punto donde incluyen a “la dama burguesa” como victima de la opresión de género aunque se distinguen enormemente de ella y hasta la rechazan con mucho énfasis. En primera medida consideran al matrimonio como unión esclavizadora porque es lícita y además bendecida por la iglesia, pero sobre todo porque se termina construyendo en una institución legitimadora de la opresión del varón sobre la mujer y también sobre los hijos. El casamiento es visto como la conformidad de la sociedad para el acto marital, como costumbre y de allí su legitimidad. Ahora la propuesta de las redactoras es: “si otra sociedad aceptara como costumbre la libre unión de los sexos claro es que ella quedaba conforme con tal practica y asunto concluido”.
  Al desaparecer el juicio social, y al no existir el matrimonio tampoco existe el adulterio y toda clase de perversiones desaparecerían, por lo tanto los seres se unirían libremente según sus ganas y su amor por el otro, lo que causaría nada más que felicidad en la pareja. La mayor diferencia que realizan es que el amor libre no es una satisfacción carnal, sino que buscan la dicha, la honestidad, la felicidad. “busca la procreación y la realidad de su ilusión, de su ensueño; si hoy la sociedad es tan material, tan cínicamente egoísta, se debe a que, siendo el capital agente con el cual se compran u obtienen los goces y necesidades, de ahí que todos pongan más o menos empeño en adquirirlo.”
  Repelen toda idea de que la mujer debe remitir su función como tal a criar a los hijos, a ocuparse de las tareas del hogar, aunque si aceptan que son las indicadas para dar amor a los niños, pero no como única función. “que comprendáis una vez por todas que nuestra misión no se a criar a vuestros hijos y lavaros la roña, que nosotras también tenemos derecho a emanciparnos y ser libres de tutelaje, ya sea social, económico o marital.” Consideran a las mujeres casadas como presas de las leyes arbitrarias como entregadas al hombre en carácter de hembras y no de compañeras, convertidas en victimas, en inútiles, en sumisas, en temerosas, estableciendo que en una unión de desemejantes se establece una relación tirano y sierva, lo cual repudian enormemente.
  Las redactoras de la voz de la mujer van a intentar deshacerse de las relaciones de poder establecidas, van a intentar quitarse tal ejercicio, no dejan de resistir a las maniobras que intentan sucumbirlas por su condición de mujeres. En el articulo “A ti” del octavo periódico se establece a la mujer como juguete de los padres cuando es niña, capricho de marido cuando es mujer y en muchos momentos escarnio de los varones, ésta es la idea que repudian, la cual van a rechazar firmemente, de esto se quieren liberar, emancipar. La construcción de género femenino no se realiza bajo la categoría de “sexo débil” en contraposición a la concepción de Rousseau , no bajo la falacia, no bajo la intimidad, no bajo la pacificidad, sino logrando que les sea otorgado el titulo de fuertes contestatarias o las feroces de lengua y pluma.
  “Queremos libertarnos, rompiendo, deshaciendo y destrozando, no solo nuestras cadenas, sino también al verdugo que las ciño…Ayer suplicábamos, rogábamos, mas hoy tomaremos lo que falta nos haga, cuando y en donde podamos tomarlo.”
  Contestataria es su identidad como mujeres, la forma en que demuestran lo que ellas son, la manera en que resuelven determinadas situaciones, en si mismo la venganza
  Lo relevante es destacar que se construyen a través de sus hechos y teorías como, mujeres: que rompen cráneos, que trabajan, que se igualan al varón, que gritan ¡luchemos!, ¡despertad!, que repudian a los varones que explotan a las mujeres y a cualquier ser humano, que enjuician y lo demuestran, que son activas, fuertes, madres liberadoras, ateas y anarquistas. La estructura básica de la feminidad que construyen es bajo el lema ni Dios, ni patrón ni marido. De esta forma van a intentar construir un tipo de mujer, la mujer de decisión, que va a salir a la lucha… sin Dios ni jefe…y rompiendo cráneos cuando sea necesario.


* Licenciatura en Educación, UNQ


 

volver a portada



Sec. Ex. Univ. - UNQ